Un amarillo e intenso sol brillaba en el cielo azul profundo.. vientos fríos soplaban y verdes hojas danzaban en el aire. El olor a jazmines y lirios se sentía por todas partes ... ¡Era un buen día para comenzar el viaje! 

Mientras la pequeña y linda niña elefanta y la inteligente serpiente estaban armando sus maletas para comenzar el viaje a través de océanos y selvas para encontrar la isla, vieron al Rey caminar lentamente hacia ellas.

 

Él las miró a los ojos. Sus ojos estaban húmedos con lágrimas de alegría y respeto. Sostuvo sus manos en sus cálidas y seniles manos y les dijo cuánto significaba el esfuerzo que estaban haciendo, para él y para el reino. Luego le dio a cada una un hermoso diario y un elegante bolígrafo dorado.

 

"Escriban lo que ven, lo que sienten y lo que experimenten cada día en este diario mis queridas, y tráiganlo con ustedes de regreso al reino". Luego las abrazó y las acompañó hasta el  globo. 

 

Y su viaje comenzó ...

 

 

 

La serpiente tenía una mirada seria. Tomó el mapa de la isla para estudiarlo mientras viajaban en el globo. Quería revisar cada detalle para prepararse cuando llegaran a la isla.

 

 

 

 

 

La pequeña elefanta en cambio estaba muy emocionada y alegre. Disfrutaba de cada bello paisaje que le entregaban las selvas, océanos, montañas y granjas. Todo era tan pequeño y tan hermoso desde ahí.

 

"¡Mira! ¡Mira! Hay un gran barco cruzando el océano; y hay delfines por todas partes. Ojalá tuviera un delfín ... ¡Guau! Todo parece tan increíble desde aquí". Dijo emocionada la elefantita...

 

 

Pero la serpiente ni siquiera se giró. Estaba demasiado concentrada y enfocada en el mapa. Incluso le dijo una vez a la elefantita que se quedara quieta ya que la molestaba hablando todo el día.

 

Pasaron algunos días y lentamente la elefantita perdió interés en observar las bellezas de la tierra desde el globo. La serpiente era demasiado seria y fría ... no le gustaba conversar...

 

"Estoy aburrida ... ¿Podemos pasar un buen rato y jugar algún juego o compartir nuestros recuerdos?" Preguntó la pequeña elefanta.

 

 

"Esto no es un juego niña. Necesito estudiar bien la isla, antes de llegar.

¿Tenías alguna idea de la isla y la misión antes de convertirte en voluntaria? De hecho, me interesaría mucho saber por qué te ofreciste como voluntaria, si no fuera porque estoy demasiado ocupada y preocupada por nuestra misión ". La serpiente le contestó.

 

Ella murmuró: "Lo hice por amor a mi país", y simplemente se calló, sacó su diario y su pluma de oro y comenzó a dibujar una serpiente gruñona y seria en la primera página.

 

Mientras dibujaba, se durmió profundamente hasta que a medianoche la serpiente la despertó: "Despierta niña. Puedo ver la isla ... "

 

CONTINUARÁ!!!! 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

El Juego como medio para sanar...

January 28, 2017

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags